Si quieres que el maquillaje te dure todo el día, haz esto

Si buscas que te dure más el maquillaje en la piel a lo largo del día hay varios pasos que te interesa incluir en tu rutina. Existen trucos para antes, durante y después de maquillarnos. ¡Toma nota!

Antes contamos con las prebases que como su nombre indica se aplican antes de la base de maquillaje. Las que son específicas para ayudar a una mayor duración del maquillaje sirven a modo de “pegamento” para todo lo que vamos a aplicar después. Existen prebases con otras finalidades, como iluminar la piel o facilitar la aplicación suave de la base de maquillaje. La clave para saber si algún producto es una prebase es que la debamos aplicar después de tratamientos y cremas y antes de la base, y que su finalidad sea mejorar de forma instantánea la luminosidad, suavidad o durabilidad del maquillaje, entre otras.

Mientras nos estamos maquillando, la clave para que el maquillaje dure más es sobre todo la técnica que utilizamos. Debemos aplicar cada producto de forma que se integre lo máximo posible en nuestra piel, en lugar de colocarlo superficialmente como un antifaz. No buscamos que nuestra piel luzca artificial sino todo lo contrario. Queremos que parezca nuestra y perfecta, un lienzo sin irregularidades de textura, color… Las técnicas que utilicemos para maquillarnos no sólo deberán facilitar que la piel luzca uniforme sino que nuestro esfuerzo no sea en balde porque el resultado dure menos de lo deseado. Si nos aplicamos la base, ya sea con esponjita, con brocha o incluso con los dedos, deberemos hacerlo pensando qué es lo que buscamos. Y esto es, como hemos dicho, que se integre el maquillaje con nuestra piel, es decir “meter” el maquillaje en el rostro, no “apoyarlo suavemente”. Hacer presión ligera sobre la piel cuando estamos aplicando la base, por ejemplo, es clave para una larga durabilidad.

En el momento que toca sellar el maquillaje en su sitio para que seguro, seguro, no se nos mueva, la clave está en los polvos traslúcidos y en los sprays fijadores. Estos no cambian la apariencia de lo que nos hemos puesto pero sí nos aseguran que todo siga en su sitio horas después.

Los polvo traslúcidos no son una base de maquillaje en polvo. Esta última es más cubriente porque la idea es que sustituya a una base fluida o en crema, para las pieles más grasas. Sin embargo la función de los polvos traslúcidos es la de fijar en su sitio la base que ya nos hemos puesto. Los prensaremos sobre la piel maquillada para evitar que se nos vayan la base o el corrector a los pliegues y arruguitas de expresión que es donde más se acumula producto si no lo sellamos.

Sprays fijadores los hay que son un poco pegajosos y hay que dejar que sequen antes de seguir haciendo vida normal, otros que actúan de forma instantánea e incluso algún otro que no está específicamente diseñado para fijar maquillaje pero que los profesionales llevan años utilizando porque por su composición logran el mismo resultado (guiño al spray de Avène del que os hablaré en otro post).

No para todos los días hacen falta todos los pasos pero sin duda para eventos y celebraciones es bueno conocer estos cuatro trucos y emplearlos para sacarle a nuestra belleza el máximo partido de forma efectiva y duradera.

¿Ya conoces y utilizas estos productos? ¿Cuál te despierta más curiosidad? ¡Déjamelo en los comentarios, me encantará leerte!

2 Comments
  • Inma
    Posted at 21:10h, 10 abril Responder

    Con el curso de maquillaje que hice con Pilar descubrí los polvos traslúcidos y puedo decir que estoy encantada con ellos , es verdad que fija el maquillaje y dura mucho más ….para mí ha sido todo un descubrimiento
    De los sprays no puedo opinar porque no les he probado.

    • Pilar
      Posted at 18:54h, 15 abril Responder

      Me encanta ayudaros a descubrir cosas a veces tan esenciales y a la vez tan desconocidas, Inma^^

Post A Comment