SERENIDAD Y PAZ INTERIOR

Este es un tema que me toca muy de cerca y probablemente a vosotros también. Es una cuestión diaria: basta con vivir para tener que decidir, escoger, tomar responsabilidad sobre las propias acciones. Es la forma de ser libres que tenemos: poder decidir. Y cada decisión conlleva una acción o una omisión. Sea del tipo que sea. Y más libertad ejercemos al elegir una sola cuantas más opciones se presentan, pero entonces entra el dilema: ¿qué escojo? ¿Qué es lo mejor? ¿Será la decisión acertada? ¿Qué consecuencias tendrá que elija esto o lo otro?
A veces tenemos tiempo para reflexionar y otras no, pero al final elegimos, e incluso no elegir es decisión y responsabilidad última nuestra. Se trata de avanzar, de vivir. Y hasta ahora la gran verdad sobre cuál es la decisión más correcta sigue pareciéndome la misma: aquello que más tranquila me deje por dentro, aquello que me dé más paz interior, aquella que menos inquietud me genere, al menos sobre la parte de la que me toca a mí responsabilizarme.

Porque lo que ocurre fuera, las circunstancias, las decisiones que otros tomen a mi alrededor y que me afectan, son cosas que no dependen de mí. Pero algo que sí depende de mí y sólo de mí, son mis decisiones y las acciones ligadas a ellas. Por mucho que el mundo me trate como sea, por mucha dificultad que encuentre alrededor, por mucho que lo ajeno a mí me afecte, yo soy la única responsableresponse«+»able«, o sea: capaz de responder, de reaccionar y hacer algo al respecto). Por eso, aunque haya cosas que me pasan de las que no tengo culpa, sí soy responsable de lo que hago respecto a ellas.

Creo que todos tenemos conciencia, otra cosa es cómo la tengamos de nutrida y si nos dejamos guiar por ella; esto en principio es algo natural, eso sí, más fácil cuando te enseñan a escucharla y cuidarla desde pequeño. Esa guía interior, esta intuición es la que nos lleva a buscar lo mejor para nosotros, a crecer como personas, a querer convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos. Y creo firmemente que cuando más se hace presente esta felicidad nuestra que buscamos de continuo, es cuando estamos volcados en los demás y en ayudarles a alcanzar la suya propia. O sea que por lo general la opción que más paz y tranquilidad nos dé seguramente sea la que haga un mayor bien al mayor número de personas. No que sólo les interese, sino que les haga bien, you know?

Bueno, vuelvo a la clave del asunto: si alguna vez te planteas ¿cuál de todas mis posibles acciones ahora mismo es la que me va a llevar por el mejor camino, cuál me va a hacer más feliz, estaré haciendo lo correcto? Por experiencia mi respuesta es: la que más serenidad te vaya a dar, la que más apaciguada te deje el alma, así de sencillo. Igual no es la opción más cómoda, a veces no lo es, pero está claro y casi diría 100% seguro que te va a hacer más feliz que las otras posibilidades.
Porque vivir con ansiedad o miedo no es sano para el cuerpo ni para el alma. No es sano para nadie. Y elegir algo que te deje intranquilo para rato, porque sientes en tu interior que vas a hacer daño injusto a alguien con tu decisión, o que en vez de mejorar como persona esa elección sólo te estanca o tira de ti para abajo, no lo compensa estar un poco cómodo por un instante.

Vale que una cosa es el nerviosismo y la incertidumbre de si las circunstancias serán favorables o no, eso está ahí y no es cómodo, el no saber si la cosa saldrá como deseas. Pero un buen indicador de si has acertado con tu decisión, con la parte que te toca, es sentir si, una vez tomada, estás bien contigo mismo o si, por el contrario, te quedas con mal cuerpo. No sé cómo pero la mayor parte de las veces, lo no-tan-bueno para nosotros se presenta como la opción fácil. Por lo general se cumple que lo mejor nunca llega por el camino más fácil y que la felicidad a largo plazo o más plena requiere de un esfuerzo y una generosidad por nuestra parte. Será cliché o de refranero, pero por algo será.


Me gustaría que me dejaras un comentario sobre esta reflexión, ¿estás de acuerdo?¿Se me escapa algo?

No Comments

Post A Comment