Limpieza facial: la importancia de desmaquillarte

Sabemos que el primer paso a la hora de cuidar nuestra piel es limpiarla. Pero es que además es fundamental para que cualquier tratamiento o producto de maquillaje asiente bien y cumpla su función de la mejor manera posible.

Muchas veces no somos conscientes de lo importante que es tener un buen lienzo en blanco sobre el que trabajar. Es imprescindible limpiar nuestra piel para liberarla de impurezas, de contaminación y del exceso de grasa que va produciendo ella misma. Sólo así dejamos que nuestra piel respire y que nuestros poros no se obstruyan. Al omitir este paso tan importante favorecemos problemas de acné y el envejecimiento prematuro de nuestra piel, que se ve entonces más apagada.

Si quieres que tu piel esté sana y luzca bonita, esto es lo primero que debes convertir en un hábito:

  1. Desmaquíllate todas las noches
  2. Limpia tu rostro por las mañanas

 

NOCHE

Por la noche, a las pieles secas o maduras les viene bien usar leche limpiadora o aceite (de argán, de coco…). La leche limpiadora deja la piel limpia, hidratada y suave. Por su parte, el aceite también retira muy bien el maquillaje a prueba de agua y no deja sensación de tirantez, como sí pasa con productos más astringentes.

Para pieles con tendencia grasa o mixta un buen desmaquillante sería el gel limpiador, que retira suciedad y restos de maquillaje mientras compensa el exceso de sebo en la piel.

DÍA

Por la mañana, como despertamos con la piel casi limpia, solo deberemos retirar la hidratante o tratamientos que nos aplicamos para la noche además de los residuos que puedan quedar. Pero no basta con usar agua porque sola no arrastrará bien. Aquí la clave que te recomiendo es usar agua micelar, que se aplica con un disco de algodón.

Las micelas tiran de cualquier resto y limpian la piel sin resecarla, aunque si tienes la piel seca o madura te puede dejar sensación de tirantez. Por eso, si tienes piel mixta búscate la básica, pero que sepas que también existen fórmulas de agua micelar para pieles grasas y pieles sensibles.

Recuerda que por mucho que queramos hidratar, recuperar elasticidad, luminosidad o dar uniformidad a nuestra piel, si no la limpiamos a diario una o dos veces, estos tratamientos no desempeñarán bien su función.

Tener una rutina de limpieza comenzando por eliminar restos de maquillaje y suciedad a veces imperceptible a simple vista, tanto al final del día como cuando te levantas, sí que va a tener resultados notables en cómo luce tu piel ya que esta estará más receptiva para el resto de cuidados que le vayas a aplicar después.

8 Comments
  • Andrea Olazabal de la Fuente
    Posted at 13:30h, 01 diciembre Responder

    Me encanta! La limpieza facial es un básico para el maquillaje

    • Pilar
      Posted at 21:50h, 01 diciembre Responder

      Qué bueno leerte, Andrea! Es esencial para que la piel esté sana, se sienta bien y luzca aún mejor!

  • Inés
    Posted at 17:40h, 01 diciembre Responder

    Gracias Pilar! Muy interesante.
    Tengo una duda: ¿por qué no usar agua micelar también para desmaquillarse por la noche?

    • Pilar
      Posted at 21:43h, 01 diciembre Responder

      Me alegra que te sirva, Inés! La razón por la que se recomienda usarla más como limpiadora que como desmaquillante es porque para retirar todo el maquillaje necesitas insistir más que con otros productos. Yo por ejemplo, cuando uso agua micelar a la hora de desmaquillar lo hago mezclada con aceite (en algunos casos ya venden esta mezcla como un dos en uno). En ese caso, el aceite es el que se lleva más fácilmente el maquillaje y el agua micelar sirve para retirar el exceso de aceite, pero todo en el mismo paso. ¿Te he resuelto la duda?

  • Inma
    Posted at 22:14h, 01 diciembre Responder

    Qué importante es la limpieza facial, aunque a veces de pereza después de un día agotador , pero al final esforzarse en cumplir este hábito tiene recompensa en nuestra piel. Gracias Pilar por recordarnoslo.

    • Pilar
      Posted at 00:45h, 02 diciembre Responder

      Un truco es ponérnoslo fácil a nosotras mismas: tener las cosas a mano como podemos tener el cepillo de dientes puede ayudar mucho porque esa perecilla es más habitual de lo que nos gustaría! Gracias, Inma!

  • María Jesús
    Posted at 16:57h, 03 diciembre Responder

    Hola Pilar muchas gracias por el post. Una pregunta, cuando dices desmaquillar con leche limpiadora, es necesario retirarla con tónico?

    • Pilar
      Posted at 19:44h, 10 diciembre Responder

      La leche limpiadora la puedes retirar con el disco de algodón (o incluso con solo agua, aunque así puede ser un poco más rollo). El tónico es el siguiente paso, que sí retirará lo que pueda quedar en la piel de la leche o la suciedad, pero cuya función principal es equilibrar el pH de la piel y cerrar los poros. Gracias por preguntar, Maria Jesús! Espero haberte ayudado =)

Post A Comment