DIAGNÓSTICO PARA TU ARMARIO: POR QUÉ NO TIENES NADA QUE PONERTE

Diagnóstico para tu armario: Por qué no tienes nada que ponerte

Tienes un problema y sólo lo podrás solucionar cuando sepas qué lo ha originado. Así que aquí te dejo 8 posibles casos para ayudarte a descubrir cuál es el tuyo. ¿Empezamos?

____________________________________________________________________________________

No recuerdas la mayoría de las prendas que tienes. ¿SOLUCIÓN? ¡Desintoxica tu armario!

Coges al azar una prenda de tu armario y lo más seguro es que sea una que no te apetezca ponerte. Pero sí que conoces tu estilo y sabes de qué manera te vestirías para sentirte tú misma en este momento de tu vida. ¿SOLUCIÓN? Redefine tu concepto de estilo, hazte con prendas que lo representen y deshazte de las que no.

No sabrías por dónde empezar a componer tu armario incluso si tuvieras recursos ilimitados. ¿SOLUCIÓN? Necesitas descubrir y construir desde cero tu estilo propio: Empieza por buscar inspiración.

Tu armario es una macedonia de frutas, todo te vale todo te gusta… no tienes claro qué es lo que te gusta de todo lo que tienes. Por eso, nadie sería capaz de definir tu manera de ser o tus gustos concretos con solo mirarlo. ¿SOLUCIÓN? Basa tu concepto de estilo en una serie de elementos bien definidos (proporciones, colores, tejidos, etc.) y ajusta tu armario al nuevo concepto.

5

Tienes más prendas de las que necesitas para algún tipo de actividad que sólo se presenta una vez cada mucho tiempo mientras que siempre echas en falta ropa para aquellas actividades que ocupan la mayor parte de tu día a día. ¿SOLUCIÓN? Identifica qué actividades tienes sobre-representadas en tu armario y cuáles necesitan mayor presencia.

Bastantes de las prendas que hay en tu armario las compraste de manera impulsiva. ¿SOLUCIÓN? Piensa qué prioridades de estilo tienes, hazte un plan para alcanzarlas y limita tu presupuesto.

7

Tienes ropa pero cada pieza apenas encaja con las demás. Igual tienes un conjunto de camiseta+pantalón pero por separado no pegan con nada más que tienes en el armario.  ¿SOLUCIÓN? Puedes construirte un fondo de armario hecho de prendas básicas (en el que todo pega con todo), o bien uno de prendas combinables (creando por ejemplo una paleta de color de colores compatibles entre sí, y que toda tu ropa encaje en esa paleta). También ayuda mucho crear un uniforme o “signature look”.

¿SOLUCIÓN? Arriesga, prueba a combinar tu ropa de manera diferente a como sueles hacer. ¡A practicar!

____________________________________________________________________________________

¿Cuál es el diagnóstico para tu armario? ¡Cuéntamelo en los comentarios!

____________________________________________________________________________________

No Comments

Post A Comment